sábado, septiembre 23, 2006

Crítica de Corrupción en Miami

Ficha:

Título original: Miami vice
Año: 2006
Duración: 134
Compañía Productora: Forward Pass Distribuidora: United International Pictures (UIP) S.L.
Género: Acción
Reparto: Barry Shabaka Henley, Ciarán Hinds, Colin Farrell, Elizabeth Rodriguez, Gong Li, Jamie Foxx, John Ortiz, Justin Theroux, Luis Tosar, Naomie Harris,
Dirección: Michael Mann,
Productor: Michael Mann, Pieter Jan Brugge,
Guión: Michael Mann,
Música: John Murphy,
Fotografía: Dion Beebe,
Montaje: Paul Rubell, William Goldenberg,
Dirección artística: Carlos Menéndez,


Sinopsis:

El agente de antivicios Rico Tubbs tiene que infiltrarse en un grupo de traficantes de drogas para descubrir al responsable de tres asesinatos. Su compañero Sonny Crockett sigue siendo un seductor nato, pero encuentra la horma de su zapato cuando, trabajando también bajo identidad falsa, se enamora de Isabella, la novia chino-cubana de un peligroso narco. Nada es lo que parece en un mundo en el que, si no interpretas bien tu papel, las consecuencias pueden ser catastróficas.


Comentario:


Antes de nada avisar que no voy a ser imparcial con esta película. Lo intentaré pero me es muy difícil cuando uno de pequeño crece viendo Corrupción en Miami. Para mi una de las grandes series de televisión.

Y si a eso le sumíamos la devoción que siento hacia Michael Mann, pues se entenderá mejor la no imparcialidad.

Corrupción en Miami es la película más anticomercial que puede hacer hoy en día hollywood en este género.

Nosotros estamos acostumbrados a tíos machacas con nula capacidad de actuación (o directores que no saben sacarlas) y que realizan escenas imposibles saliendo airosos, con argumentos deficientes o directamente nulos. Entre medias les da tiempo a ligarse a la chica de turno y soltar chistes malos. Esto fascina a los adolescentes porque parece ser que recaudan mucho dinero.

Corrupción en Miami se aleja de todo eso, nos plantea una buena trama policíaca, escenas espectaculares (la del juego de pasar dos aviones por uno en el radar), buenos personajes secundarios y extraordinarias escenas de acción que aunque pocas, son intensas al máximo. La última escena de tiroteo es magistral, como solo Mann sabe hacerlo.

Pero todo con un fondo de realidad alejado de todos los demás subproductos imposibles.

A Michael Mann ya se le conoce, gran director que tiene un cuidado especial por todos los apartados técnicos de sus películas, siendo un virtuoso de la cámara.
Casos tenemos para elegir: Heat, El dilema, (me parecen sus dos mejores películas) Ali, o la reciente Collateral.

En Corrupción en Miami no iba a ser menos y nos regala unas escenas muy bien rodadas, gran ritmo de película, estupenda fotografía, excelente montaje, buena utilización de filtros de imagen, ambientación estupenda y buena banda sonora.

Tal vez el único fallo es que los personajes protagonistas no despiertan el carisma necesario para acercarte más a ellos, pero entre tanto Stallone, Snipes y Diesel, esto es una gozada.

Le doy un 8.