martes, noviembre 14, 2006

Crítica de Scoop


Ficha:

Título: Scoop
Dirección: Woody Allen
Intérpretes: Scarlett Johansson, Hugh Jackman, Woody Allen
Año: 2006
Guión: Woody Allen

Sinopsis:

Sondra Pransky es una estudiante americana de periodismo que se encuentra en Gran Bretaña visitando unos amigos. Durante su estancia en Londres, acude a un espectáculo de magia, donde el ilusionista le hace subir al escenario, para realizar uno de sus trucos en el que ella debe desaparecer.
Mientras Sondra está esperando “desmaterializarse”, recibe la visita del fantasma de un reportero fallecido, que le dará la exclusiva del año.
El espíritu afirma que Peter Lyman, el rico y atractivo hijo de un conocido aristócrata británico, está llevando una doble vida como el “Asesino del Tarot”, un asesino en serie que lleva tiempo aterrorizando el país y eludiendo a la justicia


Comentario:

Ultima película de Woody Allen y segunda que hace en Londres tras la magistral Match Point. En esta película Allen retorna al género por antonomasia de su cine, la comedia.

Realmente siempre es de alabar la dedicación y amor al cine que tiene Woody Allen, presentando casi cada año sin falta una nueva película.

Además, sus dos anteriores trabajos, Melinda y Melinda y Match Point, habían dejado muy buen sabor de boca, siendo dos de sus mejores películas. Por lo que Scoop se presentaba con muchas expectativas.

Tal vez por esto haya supuesto la decepción de muchos tras ver la película, que han realizado críticas demasiado duras. Esperaban una película tan madura, seria y escalofriante como Match Point o con un planteamiento tan rompedor como Melinda y Melinda.

Allen en Scoop ha hecho una comedia más sencilla, para el divertimiento del público. Pero a pesar de ser inferior a sus dos anteriores trabajos, Scoop tiene la suficiente entidad para destacar entre la mayoría de las películas que la rodean en la cartelera.
Además Allen ha conseguido que esta sea su película más taquillera de su filmografía en España y eso es por algo.

Scoop es una comedia de enredos con excelentes diálogos, que sirve a Allen para realizar una radiografía de los comportamientos humanos.
La película está en la línea de sus anteriores comedias, recordando a ratos a Misterioso asesinato en Manhattan (1993).

Aparece de nuevo él como uno de los protagonistas, llevando el peso de la mayoría de los chistes hilarantes e irónicos.
Y acompañado por una despampanante Scarlett Johansson, que a pesar del vestuario de la película no pierde ni pizca de glamour ni erotismo.

La trama es muy sencilla y Allen la recarga con diálogos geniales que se agradecerá un segundo visionado para analizar y guardar en la memoria todos y cada uno de ellos.

El que esta película haya funcionado muy bien en España nos indica que Allen, a pesar de sus 40 películas, es un director atemporal y que no pasa de moda.
Hay Woody Allen para rato. Y yo que lo celebro.

Le doy un 7 de nota.

2 comentarios:

Calaverd dijo...

diox k wenaaaaaaaaa k esta la johanssonnn

habra k ir a verlaaaaaaaaaaaaa..
ejem... y por k la dirigue woody allen

XD

jarlaxle dijo...

calma, calma jeje. Woody Allen es dios y yo su profeta. Aunque tambien soy el profeta de Scorsese, y de Kubrick y de los hermanos coen, y de .... xdddd