jueves, enero 25, 2007

Crítica de El truco final

Ficha

Título
El truco final
Título original
The Prestige
Direccción
Christopher Nolan
Intérpretes
Hugh Jackman, Christian Bale, Michael Caine, Scarlett Johansson
Año
2006
Guión
Jonathan Nolan, Christopher Nolan


Sinopsis

En el agitado Londres de finales del siglo XIX, dos jóvenes magos se proponen labrar su propio camino a la fama. El ostentoso y sofisticado Robert Angier es un consumado artista, mientras el rudo purista Alfred Borden es un genio creativo que carece de la desenvoltura necesaria para mostrar al público sus mágicas ideas. Al principio, son dos compañeros y amigos que se admiran mutuamente. Sin embargo, cuando el mejor truco de ambos se echa a perder, se convierten en enemigos irreconciliables e intentan por todos los medios superar al otro y acabar con él.


Comentario

Hay directores de cine que buscan sorprender al espectador. Contar cosas como nunca antes se habían contado y dar una vuelta de tuerca a lo establecido.
Mantener la atención y la intriga del público y sorprenderles en cualquier momento.
Christopher Nolan es un hombre que responde a este perfil.

Director de una de las mejores películas de los últimos años, Memento, está siempre a la búsqueda de los diferente y utópico. Con su siguiente película, Insomnio, consiguió romper con lo trillado del género de los thriller de asesinatos.

Tras su aventura con Batman, le toca ahora continuar su trabajo y dirige un estupendo drama de época. Con un toque de magia y misticismo.

En El truco final nos encontramos una interesantísima historia que gira alrededor de las disputas de dos magos, magníficamente interpretados por Cristian Bale y por Hug Jackman. Del primero no había ya duda de que era un gran actor, en El Maquinista está increíble. Pero el que más sorprende es Hug Jackman, teniendo en cuenta también que es el mejor papel que le han dado hasta el momento. Aunque todavía no he visto su actuación en The Fountain.

Michael Caine no les va a la zaga tampoco y una mención especial para David Bowie, con una aparición espectacular.

Nolan cuenta la historia dando saltos en el tiempo, hasta tres diferentes, pero están muy bien marcados y no hay ningún problema para seguirlos. Hay que recordar que él junto a su hermano se encargan de adaptar el guión, como ya hicieron en Memento. Por lo que están acostumbrados a jugar con el tiempo narrativo.

La película presenta diversas tramas que se iran resolviendo según avance el film.
La importante se descubre muy rápido. Pero pienso que ese no es lo que le interesa a Nolan. Lo que el director quiere es llamar tu atención y que cada cierto tiempo te replantees tus ideas y pienses “pues mira que al final no va a ser así”.

Porque lo que Nolan busca es que el espectador este en tensión toda la película. No quiere que abandones la atención en ningún momento y que siempre pueda estar la sorpresa a la vuelta del fotograma.

Para esto ayuda mucho el excelente montaje, una de las principales cualidades de Nolan. Consigue mantenerte en suspense durante dos horas, con un ritmo fantástico y donde ninguna escena sobra.

Otra de los aciertos del film es insertar elementos históricos famosos, como el de Thomas Edison. En un tema que tiene mucha relación con la trama.

En resumen si quieres pasar dos horas en el cine con una película que te haga pensar. No te pierdas El truco final.

Nota: 8


P.D.: Lamentable el título en español de la película, con lo bien que quedaría The prestige.


4 comentarios:

Apo dijo...

Coincido plenamente contigo, me lo pase muy bien en el cine con esta cinta. Lástima que mi amada Scarlett salga tan poco.

PD: Es Jackman, no Yackman :-P.

jarlaxle dijo...

si , jeje es que no tenía tiempo ayer y no puede revisarlo. Y pasa lo que pasa.

Himeko-chan dijo...

Quiero verla ya!

sofia martínez dijo...

Recomendable. “El Truco Final” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador” la nueva serie de HBO, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.